Creta, mucho más que hermosas playas

Creta, mucho más que hermosas playas

Creta es una de las islas pertenecientes a Grecia, con una extensa costa acompañada de una hermosa historia por conocer.

Constituye el punto más al Sur de Europa, por lo que presenta una interesante influencia asiática, con importantes sitios culturales y preciosas playas de arena dorada, que hacen que el turismo se consolide como uno de sus mayores ingresos.

La isla mantiene un clima soleado y suelo fértil, elementos ideales para la excelente producción agrícola que generan, la cual se refugia en una gastronomía local, fresca y deliciosa. La isla le brindo espacios a los Minoicos, antigua cultura que vivió durante la edad de bronce y que adoptó su nombre del conocido Minos.

Uno de sus mayores atractivos es el Palacio de Knossos, espacio que funcionó como residencia para dicha cultura, el cual cuenta con un interesante y muy recorrido patio que es ampliamente visitado, además es un lugar con una energía indescriptible, ya que hasta el día de hoy se mantienen los enigmas, por ejemplo se desconoce que dio fin a la civilización Minoica.

También encontrarás atractivos más cercanos al turismo de aventura como el cañón de Samora, el cual pertenece a un parque nacional y fue declarado por la UNESCO como patrimonio mundial, consiste en un intrincado camino de piedras, que es visitado hasta por 3000 personas diarias durante la época de mayo a octubre.

Entre sus centros culturales destaca el imponente Museo Arqueológico de Heraklion, creación que contempla hallazgos de la civilización minoica, con tesoros arqueológicos que datan de la edad de bronce y prehistoria, pinturas invaluables de la cultura que representan elegantes hombres y hermosas mujeres.

A su vez hallarás un sinfín de pueblos mágicos, con sinagogas, catedrales y monasterios de maravilla arquitectónica, sumado a hermosas playas repletas de sombrillas de paja, perfectas para practicar deportes acuáticos, entre ellas Finikodasos.