El turismo religioso en Ecuador

Una de las maneras más formidable de conocer la idiosincrasia y la cultura de otras naciones del mundo,  es sin duda a través del turismo, sobre todo en la parte hispano parlante del continente americano, más aún si este se vincula directamente con la religiosidad, la cual está muy arraigada en esta parte del mundo.

Con toda seguridad si logras pasearte por los aspectos religiosos, tendrás una visión más amplia de la historia de cada nación, sus acciones culturales e inclusive las tradiciones de cada sociedad que visitas, pues cada una tiene su propio esquema dogmático que trasciende la cotidianidad.

En esta parte del mundo existen una gran variedad de destinos para poner en práctica la actividad del turismo religioso,  la cual mueve, según los datos recientes de la Organización Mundial del turismo, aproximadamente unos 300 millones de viajeros en el planeta, y gran parte de ellos se mueven hacia el nuevo continente.

Turismo religioso en Ecuador

Este país suramericano, es uno de los que presenta mayor diversidad en el tema religioso como tal, por ejemplo Quito su capital,  es una de las poblaciones de esa nación que ofrece grandes opciones para ejercer el turismo religioso con toda seguridad, pues tiene dentro de su casco urbano un buen número de iglesias, santuarios y sitios dedicados a este tema.

La iglesia de San Francisco

Es una verdadera joya arquitectónica, su construcción data del año 1535 y es además la primera iglesia que se construyó en la capital del Ecuador, por tanto ya ese es un elemento de atracción al visitante,  lo cual se le suma la fascinante historia, pues fue asentamiento de padres franciscanos, quienes se dedicaron a la evangelización de los indígenas.

Por otro lado,  es el principal centro religioso de Quito, allí en cada semana santa, por el día viernes inicia y finaliza la multitudinaria procesión de la imagen del hijo de Dios en la advocación del Jesús del Gran Poder, siendo escoltado por encapuchados conocidos como “cornetas” y por supuesto los miles de penitentes que se dan cita allí.

Deja un comentario