Mantenimiento y cuidado del equipaje

Para los viajeros frecuentes, así como los que no lo son, las maletas y equipaje son implementos importantes y útiles. Si bien hay una gran variedad en cuanto a modelos, materiales y precios, es recomendable tener en cuenta el cuidado y mantenimiento de estos accesorios.

Dependiendo del material del cual están confeccionados, el primer cuidado que se debe tener es la limpieza. Esta debe hacerse cada vez que termina un viaje, para garantizar una mayor durabilidad del equipaje.

Cómo limpiar el equipaje

Luego de desocupar las maletas es aconsejable aspirarlas para eliminar todos los restos de polvo o cualquier otro desecho. Luego,  se deben revisar las cremalleras o cierres para saber si necesitan alguna reparación.

Si la maleta es de pasta dura se puede limpiar con un paño humedecido en un detergente suave. Si hay alguna rajadura, se puede limpiar y pulir con pasta dental.  Los restos de detergente se retiran con un paño húmedo y luego un paño seco.

Si el material de confección de la maleta es poliéster o nylon, la forma mas recomendable es limpiarlo con un cepillo suave y agua jabonosa. Retirar los residuos con un paño húmedo y dejar airear hasta que esté completamente seco.

Si el material es cuero, se debe retirar bien el polvo y luego limpiar con un detergente adecuado para este tipo de piel.  En todos los casos, hay que prestar adecuada atención a lugares como las agarraderas, pues allí se acumulan muchos gérmenes.

La mayoría de las maletas tienen ruedas y es importante revisarlas para saber si están en buen estado o si es necesario sustituirlas antes del próximo viaje. También se debe verificar el sistema de agarradera, especialmente el plegable.

Almacenamiento

El equipaje debe guardarse en un lugar completamente libre de humedad. Cuando se tiene un juego de maletas, se puede guardar una dentro de otra para ahorrar espacio.

Un procedimiento útil y seguro para evitar que desarrollen olor a humedad, es colocar bolsitas de tela pequeñas con arroz, bicarbonato o carbón vegetal.

Deja un comentario